martes, 31 de octubre de 2017

América Latina y el Caribe, Zona de Convivencia Interreligiosa

Ayer se firmó en esta ciudad de Córdoba, la Declaración de América Latina y el Caribe: ZONA DE CONVIVENCIA INTERRELIGIOSA. En la ceremonia participaron el gobernador de la provincia de Córdoba, Juan Schiaretti; el intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Javier Mestre; el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj; el representante de la Organización Islámica para América Latina y el Caribe, Mohamed Rumie; del Consejo Episcopal de América Latina, Monseñor Rodolfo Valenzuela Núñez (Guatemala); del Consejo Judío Latinoamericano, Adrián Werthein y del Consejo Latinoamericano de Iglesias, Isdalia Ortega Sánchez.

También estuvieron presentes el Arzobispo de Córdoba, Mons. Carlos Ñañez, su Obispo Auxiliar Mons. Pedro Torres, miembros del Comipaz (Comité Interreligioso por la Paz) y autoridades provinciales y municipales.

El objetivo de esta Declaración, es la de fortalecer la tolerancia y proteger el pluralismo de las distintas creencias religiosas y será el punto de partida para la creación y profundización de programas y proyectos que promuevan esta convivencia interreligiosa Latinoamericana y Caribeña, que es en sí mismo una bendición y un signo distintivo de nuestra religión.

Monseñor Carlos Ñáñez destacó que “esta Declaración de Convivencia Interreligiosa es como poner de manifiesto algo que gracias a Dios venimos viviendo en la ciudad y como expresión de eso es el Comipaz, una convivencia armónica, que implica conocimiento mutuo, aprecio, valoración y que queremos que esto pueda incidir positivamente no sólo en Córdoba, en el país, sino en la región. Así mismo, el Arzobispo señaló que “es sumamente importante, porque es también no solamente reafirmar una opción en latinoamérica sino proyectarla también a todo el mundo en donde hay a veces enfrentamientos que causan desazón y dolor. Además destacó que “el Comipaz es un don, un regalo que Dios nos ha hecho y que encuentra una cooperación en todas las comunidades, tiene un camino hecho, un prestigio, una trayectoria que ayuda a las comunidades y sirve a la sociedad. Evidentemente esto de la construcción de la convivencia y el diálogo es algo que siendo también responsabilidad del estado,  no lo pueda hacer solamente el estado, como tampoco las comunidades por sí solas, entonces se desea una cooperación mutua”.

Por su parte, Mons. Pedro Torres destacó que “el Papa Francisco hoy a convocado a 11 premios Nobel de la Paz, para conversar sobre el tema de la supresión de las armas nucleares. Da la impresión de una sintonía providencial, de que hay un esfuerzo, por muchos caminos para que nos encontremos, nos reconozcamos, nos respetemos en una búsqueda de una vida mejor”.

Para ampliar la siguiente imagen hacer clic sobre la misma)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario.