martes, 27 de septiembre de 2016

San Vicente de Paúl y las Conferencias Vicentinas

Hoy se celebra la memoria litúrgica de San Vicente de Paúl, y es una buena oportunidad para poner de relieve la actividad que desarrollan “los vicentinos”: los miembros de la Sociedad de San Vicente de Paúl, distribuidos por todo el mundo en grupos de trabajo que son las “Conferencias de Caridad”, creadas en 1833 por el hoy beato Federico Ozanam, que era entonces un joven estudiante de la universidad de la Sorbona, en París, inspirado en el apostolado de caridad del santo que hoy recordamos.

La Sociedad de San Vicente de Paúl, desde su inicio se puso bajo la  protección de la Virgen María y el patrocinio del gran santo del que tomó su nombre, quien reunió todos los caracteres de lo que pretende ser una Conferencia: la oración,  la acción para aliviar a los más pobres, y la inquietud de la inteligencia que  los lleva a reflexionar sobre las causas de la pobreza para tratar de superarlas.

Con gran rapidez los grupos se han extendido a través del mundo entero, guiados por esta voluntad fundadora de servir a Cristo en los pobres. En 1846 la SSVP llega a América y ya en 1913 había 8.000 Conferencias que agrupaban a 134.000 miembros en el mundo. Hoy en día, la SSVP es una  verdadera multinacional de caridad, que combate la miseria con sencillez y sin ruido; está ubicada en 146 países, con cerca de 720.000 los socios, quienes conforman 45.440 Conferencias. 

Las dos terceras partes de las Conferencias (equipos de trabajo) se encuentran en países en vías de  desarrollo, por lo que la Sociedad puede considerarse precursora en cuanto a la  ayuda fraterna en el tercer mundo, en un espíritu de reparto, solidaridad y hermanamiento. Los pobres ayudan a los más pobres. Sus acciones solidarias van desde las visitas a  familias en situación de pobreza, hasta muchas otras actividades como la  entrega de alimentos, ropa, etc.

En nuestra parroquia trabaja, desde hace cuatro años, una Conferencia Vicentina, puesta bajo la advocación del Cura Brochero. Los miembros de la misma se reúnen todos los 2° y 4° jueves de cada mes a las 18 hs. para unirse en oración y planificar las tareas que realizan visitando a los necesitados, proporcionando ayuda escolar a los niños de barrios más carenciados, catequizando a los que no conocen a Jesús, llevándola Palabra y la Eucaristía a los hogares de ancianos, etc.

Si sientes vocación de servicio al prójimo y deseos de canalizar tu caridad (especialmente en este Año de la Misericordia)  te puedes sumar a la Conferencia Vicentina “Cura Brochero” acercándote a la parroquia los días de reunión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario.