jueves, 23 de agosto de 2012

Danos locos, Señor...


¡Oh Dios!, envíanos locos, de los que se comprometen a fondo,
de los que se olvidan de sí mismos,
de los que aman con algo más que con palabras,
de los que entregan su vida de verdad y hasta el fin.

Danos locos, Señor, danos locos…
Danos locos, chiflados, apasionados,
hombres capaces de dar el salto hacia la inseguridad,
hacia la incertidumbre sorprendente de la pobreza.

Danos locos, Señor, danos locos…
Danos locos que acepten diluirse en la masa
sin pretensiones de erigirse en zánganos,
que no utilicen su superioridad en su provecho.

Danos locos, Señor, danos locos…
Danos locos del presente, enamorados de una forma de vida sencilla,
liberadores eficientes del proletariado,
amantes de la paz, puros de conciencia,
resueltos a nunca traicionar, libres y obedientes,
espontáneos y tenaces, dulces y fuertes.

Danos locos, Señor, danos locos…

 
Fray Louis Joseph Lebret o.p.

 Fr. Louis Joseph Lebret o.p.
(Le Minihic-sur-Rance, 1897-París, 1966)
Religioso y sociólogo francés. Dominico en 1923, en 1940 fundó en Lyon un centro de estudio y de acción que ponía la economía al servicio del hombre. Experto en el Vaticano II, tomó parte en la elaboración del esquema XIII sobre la Iglesia y el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario.