jueves, 6 de agosto de 2015

Agosto es el Mes de la Solidaridad

En Agosto, Cáritas Arquidiocesana nos invita a vivir de modo especial el Mes de la Solidaridad 2015. Es una oportunidad para reflexionar, profundizar e intentar hacer de la solidaridad un estilo de vida que nos posibilite cuidarnos como hermanos. Tenemos que ser una comunidad en salida, mirando a nuestro alrededor más cercano para descubrir las nuevas pobrezas, las posibles emergencias cotidianas que nos interpelan hoy como sociedad.

Los organizadores precisaron que el desafío para el Mes de la Solidaridad 2015 será hacer emerger la solidaridad inspirados en la expresión del Papa Francisco “cuidar la fragilidad”. Desde Cáritas Córdoba se insistió en que durante este mes habrán de emerger las acciones que, a lo largo del año, tantas personas realizan en lo cotidiano porque hicieron de la solidaridad un estilo de vida y queremos animar a muchos más a hacerlo.

En la animación a hacer de la solidaridad un estilo de vida, se promueve la realización de diversas acciones, cuyo eje se orienta a que cada uno encuentre su forma de ayudar, descubra sus habilidades y los ponga, junto a otros, al servicio de los demás.

Bajo este mismo sentido se promueven cada una de las celebraciones y festejos donde se busca imitar a los que ya viven la solidaridad. De allí que se intenta evitar durante todo el mes, que las acciones solidarias queden reducidas a colectas (desprendimiento de la idea que la solidaridad supone “dar cosas”) para fortalecer la idea que la solidaridad es “darse uno mismo”, que cada uno es don para su hermano que lo necesita, como también recibir y aprender del otro, amor gratuito que se entrega.

Quienes queremos seguir a Jesús cada día, encontramos una fuerza especial para la solidaridad en la Palabra de Dios: “Señor ¿cuándo te vimos y te socorrimos?... Cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo” (Mt 25, 31-46)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario.