domingo, 22 de diciembre de 2013

Navidad: Mensaje de los Obispos de la Provincia de Córdoba

Queridos hermanos y hermanas:

Se acerca nuevamente la Navidad. Esta fiesta entrañable nos da la posibilidad de alegrarnos con la Buena Noticia de la amistad de Dios, pero también ilumina nuestra mirada para ver con mayor profundidad los dolorosos acontecimientos vividos este mes en Córdoba.

Intentamos comprender qué nos está pasando. Son legítimas diversas lecturas. Junto a la mirada periodística, sociológica o política, una lectura religiosa y moral también es importante. Ayuda a desentrañar otros aspectos y a comprender mejor la responsabilidad de cada uno.

Estos hechos nos duelen, pero también nos avergüenzan porque revelan nuestras fragilidades. Estamos convencidos de que son señales de un deterioro espiritual, cultural y moral muy hondo: la quiebra de la amistad social y los vínculos ciudadanos.

Somos conscientes de que todos los dirigentes, también los religiosos, junto con el rol de autoridad que se nos ha confiado, tenemos una mayor responsabilidad. Delante de Dios y como pastores sentimos la necesidad de examinar nuestra conciencia y pedir perdón por no haber hecho más a fin de que el Evangelio de Cristo se encarne en la vida, la cultura y la convivencia de nuestro pueblo.

Estamos ante una nueva oportunidad para comprometernos con decisión en un camino distinto. No podemos desentendernos de lo que nos pasa. Por eso proclamamos con sencillez la Buena Noticia de la Navidad: Dios nos tiende la mano a través de su Hijo nacido de María. En ese espíritu, alentamos un valiente y humilde diálogo fraterno y ciudadano, que nos permita identificar nuestros problemas, así como alcanzar los necesarios consensos para solucionarlos pacíficamente.

El nacimiento de Cristo se verificó en circunstancias dramáticas de pobreza. Sin embargo, aquella noche brilló una luz de esperanza para toda la humanidad. En ese Niño encontramos la fuerza que necesita la frágil voluntad humana para no dejarse vencer por el peso del egoísmo.

La Navidad nos invita y nos anima a recomenzar desde Jesús. Él nos enseña "a mirarnos como hermanos". Como María y José, abrámosle la puerta de nuestro corazón y la de cada familia para empezar con Él una historia nueva, más digna, queriéndonos y cuidándonos unos a otros.

¡Les deseamos de corazón una muy Feliz Navidad, llena de las bendiciones del Señor!

Córdoba, 20 de diciembre de 2013

+ Carlos José Ñáñez (Arzobispo de la Arquidiócesis de Córdoba)
+ Aurelio Kühn (Obispo Prelado de la Prelatura de Deán Funes)
+ Eduardo Martín (Obispo de la diócesis de Río Cuarto)
+ Santiago Olivera (Obispo de la diócesis de Cruz del Eje)
+ Sergio Buenanueva (Obispo de la diócesis de San Francisco)
+ Gustavo Zurbriggen (Obispo Coadjutor de la Prelatura de Deán Funes)
+ Samuel Jofré (Obispo de la diócesis de Villa María)
+ Pedro Torres (Obispo Auxiliar electo de la Arquidiócesis de Córdoba)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario.