sábado, 28 de diciembre de 2013

¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!

En la tarde del viernes 27 de Diciembre día de la festividad de San Juan Evangelista a las 19.30, la Iglesia de Córdoba, participó de una solemne celebración eucarística con la Ordenación Episcopal de Monseñor Pedro Javier Torres, nombrado por el Santo Padre Francisco Obispo Titular de Castello Di Numidia Auxiliar de la Arquidiócesis de Córdoba, el pasado 16 de Noviembre.

La celebración tuvo lugar en la Iglesia Catedral Nuestra Señora de la Asunción con la presencia del Nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, y numerosos obispos de Argentina. Mons. Pedro Torres recibió el orden episcopal de manos de Monseñor Carlos José Ñáñez Arzobispo de Córdoba. Actuaron como co-consagrantes, Monseñor José Ángel Rovai Obispo emérito de Villa María y Monseñor Pedro María Olmedo Rivero, cmf. Obispo de la Prelatura de Humahuaca.

Información amplia en la página del Arzobispado de Córdoba: hacer clic acá

Palabras de agradecimiento 
de Monseñor Pedro Torres
Queridos hermanos:
Gracias por estar aquí, por haber venido.

María, discípula y misionera, modelo de creyente nos ayude y me ayude a reconocer con mirada de fe el misterio de las gracias que estamos viviendo María, discípula y misionera, modelo de creyente nos ayude y me ayude a reconocer con mirada de fe el misterio de la gracias que estamos viviendo. Los invito a rezar, bajo tu amparo nos acogemos.

Pido prestadas a María sus palabras, “Mi alma canta la grandeza del señor, mi espíritu se alegra en Dios mi salvador que ha mirado mi pequeñez (mi pequeñez también por mi escasa estatura) de servidor”. Mi cabeza y mi corazón han trabajado a mil revoluciones en este último mes y lo que vivimos me recordó una expresión que dio palabras a lo indecible:

A comienzos del siglo XX en varias disciplinas, desde filósofos a Freud y sociólogos como Rudolf Otto, se usó una expresión “sentimiento oceánico”; Pablo VI –amigo del alma- le llamaba “sentido religioso”; Francisco “el Dios mayor”, Agustín en de trinitate "el mar que no se puede vaciar"…. ¡Que nos envuelva el amor de Dios!, el abrazo, el rostro misericordioso del padre revelado en el rostro de Jesús y que se nos comunica en el espíritu.
Estamos viviendo un paso de Dios, y con estupor doy gracias, no hay palabras para esto, por eso recurrimos a los signos como la liturgia, como el escudo, como la presencia. Gracias.

Muchos me han dicho al saludarme ¿Qué dice tu mamá?, ¿Qué diría tu papá?. Les quiero compartir una oración que mi padre preparó pensando en los Obispos, y que yo mismo acompañé a mi padre para regalársela al Cardenal Primatesta, en la que escribió una síntesis que veo en sintonía con la invitación del Papa Francisco, a quien agradezco su benevolencia y confianza en el Señor Nuncio presente, gracias.

No empujando sino atrayendo,
no arriando sino siendo seguido,
poniéndose primero ante el peligro,
con solicitud y misericordia
con autoridad y delicadeza,
ASÍ APACIENTA YAHAVE.

Jefe y compañero,
Siervo y pastor,
Padre y hermano (amigo),
ASÍ ES YAHAVE

Socorro de las ovejas sin pastor,
Enviado a las ovejas perdidas,
Perseguido y herido por los lobos,
Jefe y guardián,
ESE ES JESÚS.

Señor y dador de vida,
Pastor soberano y verdadero cordero,
Modelo del rebaño y separador al atardecer,
ASÍ ES JESÚS.

Seguidora del único mediador,
Delegada en la función pastoral,
Conductora a las fuentes de la vida,
Inspiradora en el amor y el desinterés,
ESA ES LA IGLESIA.
(Córdoba, Mayo de 1976, domingo del Buen Pastor)

Recen por mí, porque esto me queda grande como el alba que me pusieron en la primera parroquia. Los invito a trabajar juntos, con mis hermanos sacerdotes, cuidar de los enfermos y los más necesitados. Señor que vea!!! Señor que podamos ver!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario.