martes, 25 de diciembre de 2012

¡Aleluya! ¡Feliz Navidad!


San Juan Crisóstomo ha dicho:

"¡Observo un nuevo y admirable misterio! Mis oídos resuenan en torno con las voces de los pastores, que no silban con suaves sonidos, sino que cantan un himno celestial! ¡Cantan los ángeles, tocan los arcángeles, ensalzan los Querubines, glorifican los Serafines; y todos hacen fiesta, cuando miran a Dios en la tierra y al hombre en el cielo! Porque Aquel que vive en las alturas, por una providencia particular, lo ven ahora acá abajo, y al que estaba acá abajo (el hombre justo) lo verán allá arriba a causa de la benevolencia de Dios (una vez consumada la Redención). Hoy Belén es reflejo de los cielos; pero en vez de estrellas tiene ángeles cantores, y ha encerrado en su seno de una manera no limitada en vez del sol, al Sol de justicia.

"Y en este punto, no te pongas a investigar cómo ha sucedido eso, porque en donde entra la voluntad de Dios ahí cede el orden natural. ¡Él quiso, pudo, descendió, redimió! ¡Todo obedece a la voluntad de Dios! ¡Hoy el que ES, es engendrado; el que ES, se hace aquello que no era! Porque siendo Dios se hace hombre, pero sin dejar la divinidad que tenía. No se hace hombre con pérdida de la divinidad... sino que existiendo como Verbo y permaneciendo sin cambio en su propia naturaleza a causa de su impasibilidad, se ha hecho carne."

¡ALELUYA!  ¡FELIZ NAVIDAD!

Fuente: Catolicidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario.