martes, 15 de septiembre de 2015

Primera visita a la cárcel de mujeres

El miércoles 9 de septiembre un grupo de mujeres, junto al Padre Juan, realizamos nuestra primera visita a la cárcel de mujeres.

Nos unimos a la labor del Padre Daniel Nardini, capellán del lugar desde hace varios años. Tras encontrarnos en el ingreso de la cárcel, nos acompañó a hacer los trámites para poder acceder y nos mostró desde allí cada uno de los pabellones en donde las mujeres están distribuidas.

Su realidad es de mucha soledad y abandono, pues son ellas quienes generalmente visitan a los hombres que están cumpliendo una condena. Lamentablemente no sucede de la misma manera cuando son las mujeres quienes necesitan esa visita.

Desde el primer momento nos recibieron con amabilidad y alegría tanto las mujeres internas como cada una de las personas que trabajan en la cárcel. Durante esa mañana, colaboramos en las acciones de Cáritas con la distribución de ropa, algunos alimentos y elementos de higiene. También acompañamos en la preparación de la Santa Misa que celebraríamos en la Capilla al finalizar la jornada. Durante esos momentos, cada una pudo conversar con alguna de las mujeres, quienes nos recibieron con total apertura y entusiasmo.

Finalizamos nuestra visita con la celebración de la Eucaristía y un festejo muy emotivo por la despedida de una de ellas que, tras haber cumplido su condena de 6 años, recuperaba la libertad en estos días.

Poder tocar este sufrimiento de cerca nos llenó de agradecimiento por tantas gracias que Dios nos regala cada día sin siquiera merecerlas y de las que a veces disfrutamos poco. A pesar de ver la dura realidad y soledad por la que estas mujeres están pasando, la experiencia vivida nos dejó una profunda alegría. Esa alegría de sabernos en comunión con nuestros hermanos al consolar a Jesús en el que sufre.

Ya tenemos fecha para la próxima visita y vamos preparando nuestro corazón con la oración y buscando cosas que necesitan las internas.

Sabiendo que vamos en nombre de la Comunidad nos seguimos confiando a sus oraciones.

Candelaria Luque y grupo de mujeres acompañantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario.