viernes, 22 de mayo de 2015

Beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero

Este sábado en la Plaza Salvador del Mundo de la ciudad de San Salvador, será beatificado Óscar Arnulfo Romero y Galdámez (Ciudad Barrios, 15 de agosto de 1917 – San Salvador, 24 de marzo de 1980), conocido como Monseñor Romero, que fue un sacerdote católico salvadoreño y el cuarto arzobispo metropolitano de San Salvador (1977-1980), célebre por su prédica en defensa de los derechos humanos y por haber muerto asesinado durante la celebración de la misa un 24 de marzo de 1980.

Monseñor Romero quien fue ordenado sacerdote el 4 de abril de 1942 a la edad de 24 años, fue un hombre que cambió la historia de El Salvador, transformó las percepciones de la región y que provocó cambios en políticas internacionales. Como arzobispo, fue un incansable luchador por los derechos humanos, denunció en sus homilías dominicales numerosas violaciones de los derechos humanos, abría las puertas de la Iglesia a los campesinos desplazados y manifestó públicamente su solidaridad hacia las víctimas de la violencia política de su país. Su asesinato provocó la protesta internacional en demanda del respeto a los derechos humanos en El Salvador. Dentro de la Iglesia católica se lo consideró un obispo que defendía la «opción preferencial por los pobres». En una de sus homilías, monseñor Romero afirmó: «La misión de la Iglesia es identificarse con los pobres, así la Iglesia encuentra su salvación» (11 de noviembre de 1977).
El proceso de la causa de beatificación de Monseñor Romero se inició el 24 de marzo de 1990. En 1994 se presentó formalmente la solicitud para su canonización a su sucesor Arturo Rivera y Damas. A partir de este proceso, Monseñor Romero ha recibido el título de Siervo de Dios. El 3 de febrero de 2015 fue reconocido como mártir «por odio a la fe» por parte de la Iglesia católica, al ser aprobado por el papa Francisco el decreto de martirio correspondiente y promulgado por la Congregación para las Causas de los Santos.

La ceremonia de la beatificación será presidida por el Cardenal Ángelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos de la Santa Sede, quien y se encuentra en El Salvador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario.